TRADICIONES_DE_NAVODAD_RAMO MOBILE_TRADICIONES_NAVIDAD
HISTORIAS CON PASIÓN

LAS TRADICIONES COLOMBIANAS
DAN VIDA A LA NAVIDAD

 

 

La Navidad es una época muy importante para los colombianos, pues es ese momento del año que despierta las tradiciones más cálidas y esperadas, es cuando nos podemos dar el gusto de comernos los buñuelos que queramos sin sentirnos culpables y la época perfecta para dar los regalos más increíbles y creativos a nuestros seres más queridos.

 

Aunque durante todo el año los colombianos disfrutamos celebrar hasta los triunfos más pequeños, existen momentos en los que nos dan ganas de botar la casa por la ventana, como la Navidad. Llenamos nuestros hogares con decoraciones navideñas, colgamos las luces para iluminar las noches y nos deleitamos con esas preparaciones que con su olor nos llevan al pasado y nos traen de vuelta los mejores recuerdos.

 

En cada región de Colombia las tradiciones son similares, pero existen algunas que las diferencian y que hacen que la Navidad se viva de manera distinta pero con la misma emoción, alegría y mucha unión familiar.

 

Medellín

 

Aunque en todo el país la natilla y los buñuelos son preparaciones obligadas durante esta época, especialmente a partir del inicio de las novenas, existen otros platos típicos que se consumen en cada región. En la ciudad de la eterna primavera, por ejemplo, no puede faltar la marranada, una tradición masiva que deleita muchos paladares y hace feliz a su gente.

 

Esta ocasión es perfecta para reunir a toda la familia en un lugar en el que todos contarán las historias más graciosas, bailarán, se reirán y cocinarán una preparación con mucho amor. El cerdo es el principal ingrediente y se crean varios platos para sacarle el mejor provecho, desde carne asada, hasta fritos y pasabocas que hacen que todos se chupen los dedos y dejen los platos vacíos. Esto deja claro que, en Colombia, las mejores celebraciones se acompañan con comida preparada con mucho, mucho amor.

 

 

 

Boyacá

 

Aquí se arma uno de los pesebres más grandes y famosos del país. Decenas de locales se reúnen para contagiar de alegría a todo un departamento. Generalmente, el parque principal de los pueblos es el lugar elegido para representar la llegada del niño Dios. Cada figura de los pesebres mide entre 30 y 50cm y lo más llamativo es que algunas de estas se mueven mecánicamente.

 

Tanto niños como adultos disfrutan de este espacio en el que se refleja el amor, la unión y la dedicación que caracteriza a todo el país. Villa de Leyva, uno de los pueblos más concurridos de Boyacá, llena de luces su famosa plaza; aquí los diseños, las figuras y los colores iluminan las noches y llenan cada roncón con el mejor espíritu navideño. Esto, sin dejar atrás a Iza y municipios como Tunja que también se iluminan de alegría navideña. 

 

 

 

Cali

 

La capital de la salsa se mueve durante todo el año; aquí la fiesta siempre tiene un espacio y los caleños se gozan una buena noche de baile. Por eso Cali es el destino perfecto para vivir una Navidad llena de sabor, movimiento y mucho baile. A finales de año se celebra la Feria de Cali, una de las más importantes del país, donde los ritmos, el color y la diversidad deja claro de qué estamos hechos los colombianos.

 

La unión de la gente se siente, todos celebran juntos y hacen lo que sea para que visitantes de todo el mundo se sientan como en casa. La comida como el sancocho, las marranitas vallunas, la salsa, los bailes y la emoción de la gente que sale a las calles llenas de color, hacen que esta época esté llena de emoción.

 

 

 

Barranquilla

 

El día de las velitas, celebrado cada 7 de diciembre, es una tradición muy colombiana que da inicio a la temporada Navideña, pero ¿sabías que en Barranquilla esta tradición se celebra en la madrugada del 8 de diciembre? Tanto niños como adultos barranquilleros se despiertan muy temprano para encender velas de todos los colores y decorar las calles.

 

También sacan faroles con diseños y materiales que dan vida a las calles y rincones de esta ciudad. Durante varias horas, los locales hacen un recorrido por los barrios y saludan a los vecinos.

 

Con estas tradiciones, el país le da la bienvenida y vive la Navidad, esa época del año en la que la unión, el amor y la alegría se contagian y dejan claro que hay tradiciones que nos unen.